Duendes Negros Rock and Roll

Principiante

Desperté temprano el día de mi muerte, 

Sentí el sudor corriendo dejando huellas en mi frente. 
Y temblando entre las sabanas amigo, 
Endureció mi corazón. 


Y como un principiante de tu juego voy perdiendo, 
Entre mis manos un vaso de ginebra voy bebiendo. 
Y derramando en cada gota mi castigo, 
Se desplomó mi corazón. 

No me enseñaste, 
A cruzar la calle siempre en soledad. 
Y emborracharme en los bares, 
Es como cruzar la calle en soledad.

No me enseñaste, 
A cruzar la calle siempre en soledad. 
Y emborracharme en los bares, 
Es como cruzar la calle en soledad.