Duendes Negros Rock and Roll

Querida Suerte

Dados tambaleando caen sobre mi mesa,

Echan a mi suerte rodar mi condena,
Apostando mi dinero hasta quebrar.

Entran a mi juego damas blancas que piensan,
Darme un “tiro al blanco” por atrás de sorpresa,
Dejándome en jaque mate una vez más.

Quedan en mi saco solo pocas monedas,
Va cayendo el vaso como un ave de presa,
Galopando con mi herradura del azar.

Querida suerte ya no estás,
Me dejaste en el paladar mal sabor.

Para mí, ya no es normal,
Gane o pierda quieren siempre mi lugar, o no?

Dados tambaleando caen sobre mi mesa,
Echan a mi suerte rodar mi condena,
Apostando mi dinero hasta quebrar.

Querida suerte ya no estás,
Me dejaste en el paladar mal sabor.